942 22 30 06 / Hernán Cortés, 59-61 / 39003 SANTANDER

El cáncer de piel es una enfermedad producida por el desarrollo de células cancerosas en cualquiera de las capas que la forman. Distinguimos dos tipos principales de cáncer: melanoma y no melanoma.

El cáncer de piel es más frecuente en personas de piel blanca que han pasado mucho tiempo expuestas a los rayos del sol, sobre todo durante la infancia. Así, personas que trabajan en el exterior, como agricultores y marineros, presentan una mayor predisposición. Aunque puede aparecer en cualquier parte de la piel, es más frecuente en la cara, cuello, manos y brazos.

En los últimos años, la incidencia del melanoma se ha multiplicado. A pesar de esto, representan menos del 3% de todos los tumores.

DIAGNÓSTICO

El cáncer de piel se puede reconocer como un cambio en el aspecto de la piel o una costra o herida que no sana. También puede aparecer una mancha roja, áspera o escamosa con tendencia a crecer.

TRATAMIENTO

El objetivo de la cirugía del cáncer de piel es curar la enfermedad con unos márgenes suficientes y adecuados. El mejor momento para hacerlo es la primera vez que se trata.

Para ello, el Dr. Yeste intentará dejar la mínima secuela estética y funcional posible. Existen nuevos métodos quirúrgicos a través de los cuales se pueden reducir las cicatrices. En caso de tumores más agresivos podrá contar con tratamientos de última generación en un enfoque multidisciplinar.

En el caso del melanoma, los estadios localizados tienen una posibilidad elevada de ser curados con cirugía. La lesión primaria debe ser extirpada, incluyendo la fascia muscular. Cuando hay ganglios afectados, éstos deberán ser extirpados.

En casos concretos e indicados deberá realizarse la técnica del ganglio centinela que consiste en averiguar qué ganglio es el que drena a la zona del tumor y analizarlo. Para ello se inyecta una sustancia radioactiva que identifica dicho ganglio para extirparlo y analizarlo al microscopio.

Cerrar menú