942 22 30 06 / Hernán Cortés, 59-61 / 39003 SANTANDER
Lifting cara interna de muslos

Lifting cara interna de muslos

El deterioro estético de la cara interna del muslo es uno de los signos más frecuentes y evidentes del envejecimiento del cuerpo. El lifting crural o de muslos es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo mejorar el aspecto de las extremidades inferiores mediante la eliminación del exceso de piel y tejido adiposo que pudiera existir en la cara interna de los muslos. Además de la mejoría estética que conseguiremos con esta intervención, también se mejorarán aspectos higiénicos.

Esta técnica está indicada en pacientes que han sufrido una pérdida importante de peso, gran laxitud de piel por el paso del tiempo, obesidad o bien en pacientes que han perdido el tono y la firmeza en las piernas. Frecuentemente se asocia a liposucción de la zona.

En la primera visita se estudiarán las características de la piel, el acúmulo graso, la presencia de cicatrices y estado general del paciente. El paciente debe de tener claro las expectativas que pretende con esta cirugía, asumiendo una cicatriz que quedará oculta en la región inguinal y subglútea.

CIRUGÍA

Es una intervención que se realiza en quirófano, bajo anestesia general o locorregional. Será conveniente el ingreso hospitalario durante 24 horas tras la intervención. Como cualquier otra cirugía requiere de un adecuado planteamiento y se realiza a través de una incisión en el pliegue inguinal, que en algunos casos, y según la severidad, se puede extender hacia el pliegue de los glúteos o más raramente sobre la misma cara interna de los muslos, siempre buscando que las cicatrices sean imperceptibles. La resección del exceso dermograso se fija a un plano profundo para evitar el descolgamiento posterior de la cicatriz y reafirmar así los glúteos; puede asociarse a una liposucción de las extremidades. Se deja drenajes que se retiraran a las 24 horas y se colocará una faja que se mantendrán durante 4 semanas.

POSTOPERATORIO

Los resultados son muy satisfactorios. Desaparece la flaccidez de la piel, y los acúmulos de grasa, con el consiguiente rejuvenecimiento. Durante el postoperatorio inmediato el paciente tendrá que hacer reposo relativo y tomar la medicación que se le indicará (analgesia, antibiótico, anti-inflamatorio…). Se recomiendan los masajes de drenaje linfático para reducir el edema postoperatorio.

Deja un comentario

Cerrar menú