942 22 30 06 / Hernán Cortés, 59-61 / 39003 SANTANDER
3_elevacion-de-pecho-1-1

ELEVACIÓN DE MAMAS - Ptosis mamaria. Mastopexia

El ascenso de la mama es una intervención similar a la reducción mamaria. Se lleva a cabo en aquellos casos en los que la mama, sin ser excesivamente grande en volumen, ha sufrido una importante caída por el paso del tiempo, adelgazamiento o embarazo. La resección de tejidos es mínima, ya que se aprovechan -a veces con la ayuda de una prótesis (mastopexia con prótesis)- para restituir el volumen y proyección adecuada a la mama, una vez que ésta se ha remodelado en su posición ideal.

Esta intervención ha mejorado mucho en los últimos tiempos, puesto que se han conseguido disminuir las cicatrices que antes se dejaban. Éstas son similares a las de la reducción mamaria pero en general más cortas (una alrededor de la areola y otra vertical). La menor resección de tejidos redunda en una incidencia aún menor de complicaciones postoperatorias.

CIRUGÍA

En los casos en que la caída es mínima, se puede optar por una modificación técnica que sólo reseca piel alrededor de la areola, dejando una cicatriz única en la zona donde la piel areolar cambia de color y eventualmente una corta cicatriz vertical u oblicua que con el paso del tiempo será prácticamente imperceptible, pero se han eliminado completamente las cicatrices transversales, consiguiendo unos resultados extraordinarios. Cuando se introduce una prótesis mamaria, se aplican similarmente las consideraciones de la mamoplastia de aumento.

La intervención se realiza con anestesia general y suele durar entre 2 y 3 horas. El tiempo de ingreso suele ser de 24 horas y puede reincorporarse a su trabajo habitual a la semana de la intervención utilizando un sujetador especial, sin aros, que ayude a dar una buena forma y sostenga la glándula durante un mes.

Es importante aclarar que este tipo de cirugía no impide la lactancia ni las exploraciones radiológicas futuras.

Cerrar menú