Lifting de brazos o Braquioplastia

Lifting de brazos o Braquioplastia

Se trata de una técnica quirúrgica orientada a mejorar el aspecto de los brazos mediante la resección del exceso dermograso (piel y grasa) de la cara interna. Lo que pretendemos con esta cirugía es conseguir unos brazos estilizados y armónicos con el cuerpo mejorando su contorno. El aspecto negativo de esta intervención es la necesidad de dejar una cicatriz que, aunque poco visible, abarca la longitud del brazo en su cara interna. O bien, una cicatriz en la región axilar pero que sólo estará indicada en casos más leves.

Los candidatos a esta cirugía son pacientes que han sufrido una pérdida ponderal importante. En la primera visita se valorará el aspecto de la piel, capacidad de retracción, el exceso dermograso de cara interna de los brazos y estado general del paciente. Es muy importante que tanto en esta visita como en la siguiente usted nos comunique qué es lo que espera obtener de esta cirugía y que consulte todas las dudas que tenga. De esta manera será más fácil que se le explique qué posibilidades hay, qué se puede esperar y qué no de esta cirugía. Hasta que no queden bien establecidos los objetivos y los pasos a dar se realizarán tantas visitas como fuese necesario, pues de ello depende en gran parte el resultado.

CIRUGÍA

Es una intervención quirúrgica que dura entre 1 y 2 h y requiere de un ingreso hospitalario de 24h, y se realiza bajo anestesia local y sedación o anestesia general en el quirófano. La cicatriz quedará oculta en la axila, o bien, en la línea media de la cara interna de los brazos.

POSTOPERATORIO

Deberá mantener un vendaje o faja elástica durante 4 semanas. Durante el postoperatorio inmediato la paciente tendrá que hacer reposo relativo y tomar la medicación que se le indique. Se recomienda empezar los masajes de drenaje linfático para disminuir la inflamación y el edema postoperatorio. Asimismo se recomienda evitar la exposición solar, así como esfuerzos físicos durante 4 semanas.

Deja una respuesta